MOUNTAIN Noticias y Reviews ¿Qué características debemos conocer sobre las tarjetas de sonido?

Noticias y Reviews

¿Qué características debemos conocer sobre las tarjetas de sonido?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

¿Cómo podemos escoger un dispositivo de audio adecuado a las necesidades específicas de cada usuario?

Mountain-Blog-Sound

Lo primordial es siempre conocer lo que significa y para qué sirve una tarjeta de sonido. Lo que hacen estos dispositivos es tratar la señal que les llega, bien sea externa o analógica, y la convierten en digital para que aparezca en nuestro ordenador con la mejor calidad posible.

La señal de audio que recibe la tarjeta de sonido se mide en números binarios, de esta manera la onda analógica sale por los altavoces, gracias a que la interfaz ha sido capaz de interpretarlo.

Una tarjeta de sonido trabaja siempre con unos drivers específicos, por lo que la interfaz es capaz de sacar un sonido gracias a la ayuda de estos. Los drivers o controladores son el software que indica al sonido en qué condiciones puede usar la interfaz, además de especificar las salidas que se utilizarán.

Existen varios tipos de software, algunos tan usados como ASIO, muy usados para Windows, aunque también hay un estándar para este sistema operativo, como es WDM.

También existen otros drivers, pero no se van a mencionar aquí por tratarse de sistemas operativos que no utilizan los ordenadores Mountain.

Por otro lado, hay que tener en cuenta las conexiones que lleva cada dispositivo de audio, puesto que dependiendo de éstas, nuestras posibilidades pueden aumentar o disminuir. Asimismo podemos encontrarnos salidas digitales y analógicas. Si nos centramos en las primeras, éstas pueden ser de dos tipos: S/PDIF que corresponde a salidas ópticas, y usan un cable coaxial. También existen las AES/EBU, de cariz muy similar al anterior pero que transmiten el audio por medio de cables XLR balanceados.

Pasamos a los MIDI, otro tipo de formato por el que no hay transmisión de audio, pero si datos que llegan al ordenador y se convierten después en sonidos. Por último hay un formato que ya está casi en desuso y que algunos profesionales siguen utilizando en transmisiones con cable óptico, se trata de los ADAT, que van directos a cintas digitales.

Entre las diferentes entradas y salidas se suele contar con elementos frecuentes como entrada de Micrófono, entrada de línea para instrumento, Phono para platos de DJs, o Inserts que determinan los efectos de reverb y delay. Los outputs deberían incluirse en una buena tarjeta de sonido para los auriculares.

Muy importante también es la latencia que es capaz de generar la tarjeta de sonido, ya que dependiendo de cómo sea esta, el retardo será más o menos acusado. Para contrarrestar esto, dependiendo del equipo que tengamos y cómo lo gestione la tarjeta de sonido, el buffer actuará resolviendo el flujo de datos que se use. De esto dependerá si oímos el sonido con un retardo de señal. Por eso es muy importante intentar equilibrar la latencia y el buffer para poder escuchar un buen sonido.

El equilibrio entre conexiones USB, FireWire y PCI nos debe permitir tener más facilidades para el tratamiento de nuestro sonido. Hay que tener en cuenta que la diferencia entre cada una de ellas en la transferencia de datos, es decir que por ejemplo USB 2.0 es siempre más rápido, pero tiene el inconveniente de que reparte su velocidad entre todos los puertos de lo que conste el equipo. En caso contrario, el puerto FireWire invierte todo su trabajo en una sola cosa, por lo que no hay reparto de potencia. SI n embargo, sí habrá que tener cuidado al apagar y encender el ordenador, pues aquí es donde peligran este tipo de conexiones. +

Esperamos que este pequeño repaso a los elementos más importantes de una tarjeta de sonido haya resultado de vuestro interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *