MOUNTAIN Noticias y Reviews Próximamente…..un robot en nuestras vidas

Noticias y Reviews

Próximamente…..un robot en nuestras vidas

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

^B2CBFC1CE3A01EFA241F78091EC96D7C93B5CE0DEDE58EF707^pimgpsh_fullsize_distr

Cualquiera que esté un poco al día en el mundo de la tecnología es consciente del incremento y protagonismo que el mundo de la inteligencia artificial está adquiriendo en los últimos años en nuestra sociedad.

Se prevé que el mercado de la robótica aumente entre el año 2015 y el 2019 un 17%. Desde los fondos de inversión más potentes a nivel mundial como los pequeños inversores a través del cowfunding, ponen en su punto de mira este mercado en el que la controversia crece al mismo ritmo que genera interés y dinero en todo el mundo.

Hemos visto decenas de películas futuristas en las que la humanidad convive con máquinas con Robots. Esto que nos parecía tan lejano, está cada día más cerca. No solo la producción de robots en todo el mundo crece de manera exponencial, sino la compra por particulares como tú y como, ha aumentado un 38% en España en el último año.

Robots como Buddy, o su hermano mayor japonés Pepper son capaces, además de realizar tareas sencillas, tener sentimientos. JIbo, es el último y más famoso, ha recaudado 3.7 millones en una campaña de crowfunding y es capaz, entre otras muchas cosas, de aprender costumbres, gustos y simular sentimientos.

Lo que queda claro, es que el ser humano no está creando sólo máquinas para realizar tareas domésticas, o para el campo de la medicina, o profesión de cualquier tipo. La mayor venta de robots a nivel mundial no tiene otro uso sino el de acompañarnos. Robots para acompañar a personas con Alzehimer, a niños con problemas cognitivos, robots sexuales que hagan realidad las fantasías más prohibidas de su dueño, robots que estén en casa cuando llegues, robots que jueguen con tus hijos….

Llama la atención que vivamos en la sociedad más interconectada de la historia y, sin embargo, que nos sintamos tan solos que tengamos que crear máquinas que nos hagan compañía. Teniendo en cuenta la gran subjetividad del ser humano, ¿seremos capaces como nos cuentan en la gran película de “Her”, enamorarnos de un robot? ¿Llegarán los robots a suplir el cariño, calor, pasión que puede transmitir una persona? Próximamente….. En nuestras vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *