MOUNTAIN Noticias y Reviews Las unidades DVD y Blu-ray en un ordenador

Noticias y Reviews

Las unidades DVD y Blu-ray en un ordenador

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

6.1

El almacenamiento siempre ha sido una cuestión crucial para los usuarios de ordenador. Cuando nuestro disco duro ya no ha dado más de sí, siempre se ha tenido que recurrir a los consabidos discos, tanto en CD como en DVD, y últimamente discos Blu-ray.

Estos dispositivos pueden haber caído últimamente en desuso porque los usuarios cada vez utilizan más los famosos “pendrives” o discos duros externos. Sin embargo, el uso de DVD y Bluray está en boga gracias a los drivers y archivos que las compañías informáticas hacen de ellos para distribuir las actualizaciones de los equipos, así como los sistemas operativos más usados.

Muchos hablan de que el futuro se está estableciendo en la “nube”, y no les falta razón, pero también es cierto que aún hay mucha gente reticente a tener toda su información en la Red de Redes. Es por esto que aún sigue habiendo usuarios que prefieren tener almacenado sus archivos en soporte físico, ya que siempre hay datos susceptibles de no recuperarse, con las consecuentes pérdidas de datos relevantes y pérdidas económicas que puede suponer no haber hecho con anterioridad copias de seguridad de los archivos importantes.

¿Qué nos conviene entonces? Ya sabemos que las unidades DVD cada vez se usan menos, pero muchas personas agradecen el hecho de tenerlo en su equipo como extra <<por si se usa en alguna ocasión>>. Lo cierto es que este tipo de almacenamiento siempre suele venir bien para crear nuestras copias de seguridad, álbumes de fotos, archivos pdf, word y presentaciones de toda índole que queramos guardar como oro en paño e incluso para poder hacer funcionar los videojuegos que compremos en formato físico.

También sabemos que el Blu-ray posee mayor espacio de almacenamiento, puesto que en su fuero interno puede guardar hasta 50 GB nada menos, todo un carnaval de capacidad en comparación con el CD y el DVD, que ven mermado su ya pequeño espacio con la aparición de los nuevos estándares.

No olvidemos tampoco que muchas de las obras cinematográficas se siguen editando en DVD. Una pequeña gran parte del público del cine aún prefiere ver sus películas en formato disco, aún con el desgaste que ello supone para la lente del DVD. Cuestión de gustos, eso está claro.

A parte de todo lo mencionado, no se puede obviar que los discos de lectura están sujetos a deteriorarse (ojo, los otros nuevos formatos también se estropean), con más facilidad que otros soportes y eso echa para atrás a mucha gente que no quiere ver cómo su compra se va al traste en pocos años.

¿Qué conclusión puede extraerse después de analizar todo lo presentado? Creemos que al formato físico aún le queda tiempo por convivir con el formato digital. A la industria de la música, del cine y de los videojuegos aún le sigue resultando rentable sacar sus producciones en formato DVD y Blu-ray, por lo tanto es difícil que a corto o medio plazo puedan dejar de existir. Sólo el tiempo dará la solución a estas incógnitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *