MOUNTAIN Noticias y Reviews ¿Qué hardware elegir para montar un equipo multimedia?

Noticias y Reviews

¿Qué hardware elegir para montar un equipo multimedia?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

SONY DSC

Gracias a la estandarización de los procesadores de dos núcleos, junto a los grandes avances que muestran las IGP (chips gráficos integrados) actuales, montar un equipo multimedia hoy en día es bastante económico. El hardware de este tipo de equipos se orienta a aspectos como la reproducción de vídeo en 1.080p, la navegación por Internet y el trabajo no intensivo con vídeos e imágenes.

Con esto en mente lo ideal es un procesador de doble núcleo Intel, dado su mayor rendimiento por ciclo de reloj frente a las alternativas que encontramos por parte de AMD, basado en Sandy Bridge o Ivy Bridge. A modo de ejemplo sería una buena opción el Pentium G860, que cuenta con dos núcleos a 3 GHz y 3 MB de caché. Su rendimiento para las tareas citadas en más que suficiente e incluso se defiende en juegos. Gracias a su buena relación precio-rendimiento nosotros lo utilizamos en nuestro Mountain Serie 2.

MOUNTAIN_Media

Por otro lado el Pentium G860 cuenta con una IGP con un rendimiento más que aceptable. La HD 2000 que incluye cuenta con 6 unidades de ejecución, soporte de DirectX 10.1 y Shader Model 4.1. Para que nos hagamos una idea de su potencia esta pequeñina es capaz de mover Starcraft II en calidad baja a 60 fotogramas, pudiendo incluso con títulos todavía exigentes como Metro 2033, también en calidad baja. Es evidente, con lo dicho, que su potencia para fines multimedia es más que suficiente.

Para acelerar la respuesta del sistema operativo un SSD es sin duda alguna una buena idea, sobre todo teniendo en cuenta que su relación GB/euro es ya más asequible. Con respecto a la memoria 2 GB son suficientes, por supuesto de DDR3, aunque 4 GB nos permitirán mirar al futuro con más seguridad.

Con respecto a la placa base los chipsets H75 y H77 son los recomendables en este caso. Para terminar nos referimos a la fuente de alimentación, un elemento que, dada la configuración que hemos elegido, no es necesario que pase de los 350W.

Como resultado tenemos un equipo equilibrado y con una potencia más que suficiente para ver vídeos en alta resolución, navegar por Internet, trabajo ligero con vídeos y fotos e, incluso, para jugar a juegos actuales, todo con un coste controlado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *