MOUNTAIN Noticias y Reviews Guía para elegir la tarjeta gráfica más adecuada para jugar (2)

Noticias y Reviews

Guía para elegir la tarjeta gráfica más adecuada para jugar (2)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

CPU Intel 3º generación

En esta segunda parte tocaremos una gama que, hasta no hace mucho, se consideraba totalmente inadecuada para jugar, las integradas de Intel. Antes de la gama HD 2000 y superiores las IGPs de Intel ofrecían un rendimiento muy justo, totalmente alejado de lo que podíamos encontrar en cualquier tarjeta gráfica dedicada de gama baja, incluso de varias generaciones anteriores.

Llegados a este punto intentaremos responder a una pregunta que, de seguro, tendrá más de uno de vosotros, ¿puedo jugar con una IGP Intel? La respuesta es, definitivamente, sí, aunque hay varios destalles que es necesario tener en cuenta.

Así, las IGPs presentes en CPUs Intel Core de tercera generación, Ivy Bridge, soportan DirectX 11, mientras que las que encontramos en Sandy Bridge, Intel Core de segunda generación, soportan DirectX 10.1.

Dentro de la generación Sandy Bridge encontramos la HD 2000, que cuenta con 6 unidades de ejecución y una potencia suficiente para mover buena parte de los juegos actuales en niveles de calidad bajos, consiguiendo un mínimo de fluidez. Un escalón por encima tenemos la HD 3000, con 12 unidades de ejecución, una cifra que le permite mover algunos juegos actuales con detalles medios, como por ejemplo Torchlight 2, o incluso en calidad alta, como FIFA 13. Con todo, en muchos juegos nos tendremos que seguir limitando a ajustes de calidad bajos para mantener los fotogramas a un nivel aceptable.

Saltamos ahora a Ivy Bridge. Esta generación cuenta con IGPs que soportan DirectX 11 y tienen en la HD 4000 su máximo exponente. Esta GPU suma 16 unidades de ejecución, suficiente para marcar una diferencia considerable con respecto a las HD 3000 ya que, por ejemplo, nos permite mover Dead Space 3 en calidad media e incluso Far Cry 3 en calidad baja, ambos casos manteniéndose por encima de los 30 fotogramas por segundo.

De lo expuesto podemos sacar dos conclusiones; la primera es que una HD 2000 o una HD 3000 se antoja suficiente para jugadores ocasionales, es decir, aquellos que busquen un buen rendimiento a nivel multimedia y quieran echar una partida de vez en cuando, sin preocuparse por el nivel visual, o que disfruten de juegos antiguos. La segunda conclusión es que una HD 4000 resulta algo bastante más serio, llegando casi al nivel de otras GPUs como la GT 620 de NVIDIA.

¡No os perdáis la tercera parte de la guía, donde os hablaremos de las alternativas de AMD!

2 comentarios en “Guía para elegir la tarjeta gráfica más adecuada para jugar (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *