MOUNTAIN Noticias y Reviews Disco Duro Híbrido, el equilibrio entre dos mundos

Noticias y Reviews

Disco Duro Híbrido, el equilibrio entre dos mundos

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

hybrid

Desde hace unos años, los componentes han ido ganando rendimiento y, sobre todo, velocidad. Esto último ha sido una constante buscada por los fabricantes, llegando a conseguirlo en casi todos los componentes. Pero había uno que lastraba todo el equilibrio creando (en algunos casos) cuellos de botella. Este elemento era el Disco Duro Mecánico.

Poco a poco el perfeccionamiento de la técnica de fabricación pudo hacer que la velocidad de los mismos aumentase de 5.400 rpm a 7.200 rpm. Gracias a esto el equilibrio de los equipos fue mejorando la experiencia de los usuarios que necesitaban un plus de velocidad. Aun así, los más entusiastas como los gamer y diseñadores en entornos más exigentes, ya no necesitaban sólo una mayor velocidad, sino que también requerían una mayor tasa de transferencia para que su experiencia fuese lo más fluida posible.

Para paliar esto, surgió el Disco Duro Sólido (SSD) que, gracias a la exclusión de la parte mecánica que tenía su homónimo -el HDD- llegan a alcanzar una tasa de transferencia de 534 MB/s en lectura y  471MB/s en escritura. Sin duda, todo un deleite para los más exigentes. Pero estos beneficios tienen un peaje, el de la vida útil de esta tecnología de almacenamiento, donde no puede competir -por el momento- con los HDDs. Una vez llegado a ese momento, se convertirá en un dispositivo de lectura.

Y aquí es donde entra la tecnología Hybrid que, como su nombre indica, fusiona lo mejor de cada una de las tecnologías anteriores. Así pues obtenemos la fiabilidad de los discos mecánicos y una velocidad próxima a la de los sólidos. De esta manera nos encontramos con que la parte sólida actúa como una gran memoria caché que apoya y hace disminuir la carga de trabajo de la parte mecánica. Dando como resultado un consumo de energía relativamente bajo, una considerable duración y una más que satisfactoria velocidad de acceso a los datos.

Todo lo anteriormente expuesto de este tipo de tecnología hace que el disco duro híbrido sea una opción más que interesante para equipos que requieran una buena tasa de transferencia y un consumo contenido. El equilibrio entre dos mundos se convierte en una alternativa a tener muy en cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *