MOUNTAIN Noticias y Reviews ¿Disco Duro convencional o SSD? Os contamos lo mejor de cada mundo

Noticias y Reviews

¿Disco Duro convencional o SSD? Os contamos lo mejor de cada mundo

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

SSDA la hora de elegir un nuevo equipo otro de los grandes interrogantes lo constituye la elección del dispositivo de almacenamiento. La bajada de precio que han experimentado los SSDs ha dado lugar a un gran crecimiento de la oferta y demanda de éstos, aunque los HDDs todavía ocupan a día de hoy una posición dominante en el mercado.

Un SSD es, a diferencia de los HDDs, un dispositivo sin partes mecánicas en el que la información se guarda en chips, y no en platos. Estas diferencias expuestas de forma tan simple marcan una gran distancia entre ambos, tanto a nivel de rendimiento como de consumo y resistencia.

Así, un SSD consume mucho menos que un HDD y resulta, sin embargo mucho más rápido, ya que permite tasas de transferencia de datos con las que sus hermanos mecánicos sólo pueden soñar. Pero no sólo eso, un SSD es “inmune” a vibraciones, magnetismo y sacudidas, por lo que resultan, en conjunto, especialmente indicados en equipos portátiles.

Dicho esto queda claro que un SSD es muy superior a un HDD, pero por desgracia no son perfectos. Su relación precio-GB es más elevada que la de un disco duro convencional, lo que supone que un SSD de 64 GB sea más caro que un HDD normalito de 1TB, por lo que no son una solución para almacenamiento masivo.

En conclusión podemos afirmar que un SSD es más rápido, reduce los tiempos de carga del sistema operativo y de los programas que tengamos instalados en él, consume menos y es más resistente, pero también más caro. No son indicados si necesitamos almacenar grandes cantidades de información o montar un equipo de bajo coste, pero para lo primero siempre podremos utilizar discos duros externos, por ejemplo.

6 comentarios en “¿Disco Duro convencional o SSD? Os contamos lo mejor de cada mundo

    • Sería una labor demasiado complicada, dado que existen muchos modelos diferentes con distintas tasas de lectura y escritura. Para que te hagas una idea el tiempo medio de arranque de Windows 7 utilizando un SSD es de 20 segundos, dependiendo del modelo utilizado, aunque en la mayoría de casos queda por debajo de los 15 segundos. Con un HDD el resultado medio es superior a los 40 segundos.

      Te adjunto vídeo algo antiguo que, a pesar de todo, te dará una idea aproximada de la diferencia entre un HDD de 7200 RPM y un SSD. http://www.youtube.com/watch?v=1IbH-M8RqQs

  1. Respecto esto, yo tengo un mountain 17 ivy con un sdd 120g para el sistema operativo y un dd 750g para almacenamiento masivo.

    El tema es que un amigo me comento que el habria optado por usar el de 750g como externo, por que estos calientan demasiado la maquina.

    mi pregunta es, teniendo puertos usb 3.0, se notaria diferencia de velocidad entre tenerlo interno, y usarlo de forma externa? que ventajas e inconvenientes hay? gracias!

    • En líneas generales la diferencia de rendimiento entre usar un HDD interno y uno externo a través de USB 3.0 es casi nula, a diferencia de lo que ocurriría si utilizáramos USB 2.0.

      Como contrapartida tenemos numerosas ventajas, como por ejemplo la posibilidad de transportarlo. También liberamos al portátil de una fuente de ruido, consumo y calor constante, por lo que sin duda el modelo externo es lo más recomendable. De hecho, si te das cuenta, nosotros hemos optado por ofrecer en nuestros portátiles modelos externos de HDD como opción de expansión.

    • Actualmente y con las tecnologías que incorporan los SSDs su fiabilidad ha mejorado bastante son una muy buena elección. El miedo que generaba su rápida degradación de rendimiento con el uso es prácticamente una cosa del pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *